domingo, diciembre 16, 2007

Descubriendo a la Legion de Superheroes


Les comentaba el otro día mi intención de comprar el primer volumen del Clásicos DC: La Legión de Superhéroes pese a mis infructuosos intentos anteriores de meterme en este particular universo futurista superhéroico.

Y reconozco que compre el tomo con la sensación de quien se está gastando el dinero a lo tonto, pero mira tú, que me lo he pasado muy bien leyéndolo.

Pese a que esta serie haya comenzado con la segunda etapa de Paul Levitz en la serie, no podemos decir que estemos ante un punto de partida, todo lo contrario, Levitz continua con el material que le han dejado los autores anteriores, pero aunque esto se podría considerar un handicap a la hora de engancharse, la caracterización de personajes, el ritmo y la aventura inherente engancha enseguida al lector que se asoma a estas páginas, y a las pocas que has leído ya se conseguí tomar el pulso a la serie y a la, nunca mejor dicho, “legión” de personajes que pueblan sus páginas.

Leer la Legión de Superhéroes es como volver a los tiempos en que empecé a leer tebeos Marvel, en el que descubrí un universo de cientos de personajes, con un montón de datos que en ocasiones se me escapaban, historias que no había leído y a las que se hacía referencia, creándome cierta incertidumbre por esos detalles en ocasiones oscuros pero que con el tiempo se fueron aclarando y explicando, mes a mes con cada nueva lectura.

Y espero que lo mismo me ocurra con cada nueva entrega de la Legión porque no hay cosa que me guste más que descubrir nuevos universos y personajes.

La aventura nos espera...