jueves, junio 15, 2006

De nuevo en marcha o algo así

Si ya se, más de un mes sin actualizar. Y que excusa puedo darles. No he tenido casi ningún minuto libre para dedicárselo a este humilde blog y cuando lo he tenido tampoco tenía muchas ganas de escribir en él. La pereza que me podía.

Pero compréndanme, si no tenía tiempo para el blog tampoco lo tenía para las aficiones que son la base de las que se nutre el mismo y esos pocos ratos de esparcimiento los dedicaba a dichas aficiones, aunque poco ha cundido.
Y es que entre que uno entra por casualidad en el Corte Ingles a mirar y de repente sin quererlo ni beberlo(bueno queriendo un poquito) sale del establecimiento con unos cuantos Dvds en la bolsa y que este mes ha sido el Salón del Cómic de Barcelona con la avalancha de novedades que ello conlleva, mis pilas de películas y series de TV por ver y de tebeos por leer han crecido exponencialmente, por no decir el par de libros que estaba leyendo o tenía pendientes de lectura que casi voy a tener que volver a comenzarles desde el principio porque ha pasado tanto tiempo que he perdido la trama completamente.
Para que se hagan una idea de lo que me estoy refiriendo aquí tienen un par de imágenes, prueba fehaciente del amontonamiento que se ha producido en las últimas semanas.

Poco a poco esas columnas se irán rebajando (eso espero) y supongo que el ritmo de posteo en el blog se ira normalizando o por lo menos trataré de ser más constante en las actualizaciones.


Lo cual supongo que alegrará a esas 10 o 15 visitas diarias que tiene siempre este blog pese a que no se publique nada en él desde hace tiempo.

La espera ha terminado. La odisea de Anjin-san vuelve a estar en marcha, o eso espero.

3 comentarios:

Javi dijo...

"Poco a poco esas columnas se irán rebajando"

Si, si, eso es lo que decimos todos, y luego no hay manera de que baje.

Tafkac dijo...

¿Y qué tal El abisinio?

Anjin-san dijo...

Los tebeos de grapa me los ventilaré rápido. Los tomitos durarán más.

El Abisinio paso a la historia hace muchoooo tiempo. Ahora mi espinita clavada es un libro llamado Tokio Blues, y bueno, ya puestos también El Siglo ibérico en Japón, pero como este era de la biblioteca hasta que no me pase por ella cosa que no creo que suceda próximamente.