viernes, septiembre 28, 2007

Torchwood, encuentros en la tercera fase en Cardiff


Mi último descubrimiento catódico es la serie británica Torchwood, nacida como un spin-off de la última versión del Dr Who, (una de las más famosas sagas de ciencia ficción británica televisiva).

Este verano en las madrugadas de Cuatro tuve la oportunidad casualmente de ver un episodio que me dejo un buen sabor de boca, con lo cual me pareció interesante recuperar esta serie y gracias a las redes p2p estas últimas semanas he estado viendo los 13 episodios de los que consta esta primera temporada y a solo tres episodios para finalizarla debo decir que estoy muy enganchado.

Desde luego no podemos decir que sea una serie muy original en cuanto a concepto. Es fácil identificar las fuentes de las que bebe, ya sean películas como Men in Black o series de tv como Expediente X, pero no por ello vamos a restarle valor a Torchwood, ya que por si misma se esta creando una propia mitología que bien explotada puede dar mucho de si.

La descripción más sencilla de Torchwood podría ser la de un grupo de operaciones especiales ubicado en Cardiff que se encarga de toda la actividad extraterrestre que llega a través de una brecha dimensional sita en dicha ciudad.
Ejerciendo como cicerone al espectador tenemos a Gwen Cooper, una agente de Policía que inesperadamente se convierte en la última y más reciente adquisición del grupo, a través de sus ojos descubrimos las curiosas actividades de Torchwood y vamos conociendo a sus componentes,; el capitán Jack Harkness, el enigmático líder del grupo; el Doctor Owen Harper; la especialista en informática Toshiko Shato y por último el siempre leal Ianto Jones, conserje, chofer y cualquiera otra tarea servil que sea necesaria.

¿Qué es lo que hace especial a Torchwood? Desde el ambiente general de la serie, tan británica ella o quizás mejor deberíamos decir galesa, al ubicarla en Cardiff ( y es que el ayuntamiento de esta ciudad debería agradecer a esta serie la promoción turística que hacen de la misma en cada episodio), pasando por sus carismáticos protagonistas, y es que pese a que personajes como Jack Harknesss (con su halo de misterio y ambigüedad sexual) o sobre todo Gwen Cooper acaparan el mayor protagonismo en la serie, todos y cada uno de los personajes tienen un episodio centrado en él que amplia la visión del mismo, en ocasiones realmente sorprendente, mismamente el ejemplo de Ianto.

Torchwood tiene historias ejemplarmente construidas que van más allá del extratrerrestre de la semana, en muchas ocasiones sorprendentes y emotivas que profundizan en los personajes y que les hace evolucionar para bien o para mal.

Y ahora si me disculpan aun tengo tres episodios por ver y la segunda temporada no se estrenará en la BBC hasta enero del año que viene pero un servidor ya la espera con mucho interés.

1 comentario: