viernes, julio 21, 2006

Regreso al pasado

Acabo de leerme el tomo de Hulk que se ha publicado este mes; La Tempestad. Tenía muchas expectativas en la lectura de este arco argumental por dos razones, una porque tras tres años en los que la serie había estado en las manos de Bruce Jones en una al final decepcionante etapa por fin llegaba alguien nuevo para contarnos algo y dos porque ese alguien era Peter David, en el retorno a la serie que le hizo famoso y que se dedicó a reinventar una y otra vez, de Mr Fixit en Las Vegas, al Panteón, etc, etc.
Se que muchos podrán opinar que la etapa de David en Hulk no es muy canónica en cuanto a que no encaja con el concepto o la imagen más icónica que se podría tener de Hulk como un monstruo verde enorme monosilábico que se dedica a destrozar las cosas a su paso (reconociendo que esta definición de Hulk es muy resumida y que realmente no hace justicia a lo que es el personaje, que luego el concepto tiene más profundidad de lo que parece a simple vista).

¿Y qué ha pasado al pasar la última página de este tomo?. Una gran decepción. No es que la historia no sea mala, es entretenida, para pasar el rato, lo típico de David, diálogos ingeniosos y un montón de referencias a la cultura pop. Hasta aquí lo normal.
El problema es que si lo comparamos con su paso anterior por la serie estos 6 números no les llegan ni a la suela de los zapatos. Uno casi desea que la última palabra de David en Hulk hubieran sido aquellos dos entrañables dos últimos números suyos con la estremecedora muerte de Betty y el vistazo a un futuro que ya nunca fue (sin contar aquel Hulk: El Fin, auque a este casi podríamos considerarlo un What If sin ningún viso de continuidad ).

Y no se porque me sorprendo porque siempre que un autor que tuvo una etapa magistral en tal o cual serie, tras unos años alejado de la misma vuelve otra vez a tocar a esos personajes el resultado deja mucho que desear, caso de Chris Claremont, que construyó los cimientos del éxito mutante con la Patrulla-X durante 15 años y cuando años después volvió a la serie, y para más inri, en dos ocasiones diferentes, estas fueron una pálida sombra de su etapa original.
O Frank Miller que tan buen sabor de boca nos dejó con su Batman en el Dark Knight o en Año Uno y que ahora nos ha venido con esa cosa indescriptible que es el All-Star Batman & Robin (por no mencionar ese engendro que prepara de Batman contra Al-quaeda, quien te ha visto y quien te ve, Frank, chico).

Pero esto no es algo aislado al mundo del cómic, lo mismo pasa en el de la música, grupo que se separó años ha y que vuelve a reunirse para rememorar viejos tiempos y al final uno no puede más que sentir vergüenza ajena por los resultados.
O en el cine, que tras muchos años un actor en horas bajas retoma un personaje que le hizo famoso en su día, como ocurrirá próximamente con Rocky y Silvester Stallone.
Uno que ve que ya anuncian el retorno de Indiana Jones a los cines y se echa a temblar porque ¿serán capaces Spielberg, Lucas y Ford de recrear la magia de las tres primeras pelis? o todo acabara en un quiero y no puedo como la última trilogía galáctica del tio George.

Moraleja, no puedes volver al pasado, aunque este fuera glorioso.

2 comentarios:

Ternin dijo...

Estoy contigo, pero quizás no sólo cambian los autores, sino nosotros también con el paso del tiempo. Un saludo.

Anjin-san dijo...

Tienes toda la razón Ternin, aunque en el caso concreto de Peter David y Hulk su primera etapa repasándola friamente a día de hoy me sigue pareciendo magnífica.
De ahi mi desoladora dececpión por "La Tempestad".

A ver que tal está el siguiente arco con el crossover con House of M.