domingo, julio 02, 2006

Brit de Robert Kirkman



Con unas semanas de retraso en la compra, pero por fin me he hecho con el Brit de Robert Kirkman lo cual siempre es un gustazo visto que en España no tenemos una ración mensual de este autor que llevarnos a la boca todos los meses aunque este mes de junio hayan coincidido en las estanterías de las librerías especializadas dos obras suyas, el cuarto tomo de los Muertes Vivientes y este Brit (y el próximo mes de agosto Panini hará coincidir otras dos, la serie limitada “Fantastic Four: Foes” y “Júbilo”).
Y no se porque me da que entre tanta avalancha de novedades este Brit haya pasado desapercibido para la gran mayoría lo cual seria una pena porque aunque no sea una de las obras más conocidas de Kirkman tiene todos los elementos que me hacen devorar cada tebeo que publica este hombre, a saber, sentido del humor, cierto toque irónico, una pizca de mala baba, introspección en la vida diaria normal de los personajes, peleas bestiales, etc, etc, y como esta dirigido a un público más adulto tenemos dobladas las raciones de sexo y violencia (aunque siempre dentro del standard de lo que es sexo y violencia para la moralista sociedad americana, no nos hagamos falsas ilusiones)

Este denso tomo publicado por Aleta contiene los tres especiales aparecidos hasta la fecha del personaje, Brit, un operativo especial del gobierno, para aquellas misiones sucias que necesitan una solución rápida y sin demasiada publicidad
Brit no es un héroe al uso que digamos, un tipo de unos 60 años o más con el poder de la invulnerabilidad, un tipo con cierto aire socarrón y una personalidad directa , que cuando no esta de misión regenta un bar de strip-tease manteniendo una relación con una de sus bailarinas.

Gráficamente en los dos primeros especiales tenemos a un viejo conocido de Kirkman Tony Moore con quien ya trabajase en la primera obra de Kirkman , “Battle Pope” (de próxima aparición por parte de Aleta) pero que es más conocido en España por su dibujo de los 6 primeros números de “Los Muertos Vivientes” marcando el estilo visual de la serie, y leyendo este Brit, podemos encontrar un preludio de lo que luego sería los Muertes Vivientes, más allá del blanco y negro más los grises en que están publicadas ambas obras, y es que al menos en el primer especial de Brit, Moore ya plasma toda la casquería, cuerpos apelotonados, sangre, tripas y amputaciones que vimos en los Muertos Vivientes y que casi es una marca de fábrica de dicho tebeo.

En el tercer especial cambiamos de dibujante y nos encontramos a Cliff Rathburn, este dibujante tiene un estilo muy similar a Ryan Ottely, el actual dibujante de Invencible, quizás por ello, Rathburn se ha encargado del entintado de los números de Invencible cuando Ottely ha ido acumulando cierto retraso con la serie.
La diferencia de estilos de Tony Moore y Cliff Rathburn es evidente, pero no por ello crea una barrera estilística infranqueable a la hora de disfrutar del tomo y es que el buen hacer de Kirkman te hace olvidar cualquier diferencia de estilo haciendo que el lector se meta en la historia sin ninguna dificultad.

Espero que Kirkman nos sorprenda con algún especial más de Brit, que seguramente no es un personaje que aguantase una serie mensual en el mercado americano pero que con un especial al año sería perfecto para mantener al personaje en el mercado, aunque parece que por ahora Kirkman se está contentando con sacar al personaje y algunos de sus secundarios en una serie de cameos en Invencible.

Ahora que llega el veranito y que las editoriales lentifican su producción, si no encuentran nada que comprar y les gusta lo que suele hacer Robert Kirkman aprovechen y echen un vistacillo a este Brit, tendrán un buen rato asegurado, que no es poco.