miércoles, enero 17, 2007

La Cosa: Idolo de Millones por Dan Slott


Con cierto retraso pero por fin compré y por supuesto leí el tomo recopilatorio “The Thing: Idol of Millions” que recopila los escasos 8 números que llegaron a aparecer de la última serie regular protagonizada por la Cosa de los 4 Fantásticos en solitario, guionizada por unos de los talentos emergentes de la industria tebeística americana, Dan Slott y dibujada por los eficaces lápices de Andrea Divito y Kieron Dwayer.

Slott ha conseguido el aplauso casi unánime de la crítica y del público (escaso) por She-Hulk o Hulka como la conocemos en España, una de las mejores y más divertidas series que publica Marvel en la actualidad, centrándose en el trabajo como abogada de la protagonista y sin llegar a convertirla en una Ally McBeal de los superhéroes como se promocionaba la serie antes de su publicación, Slott nos da una visión muy fresca del género de superhéroes en general y del universo Marvel en particular por no mencionar la divertida serie limitada G.L.A. donde recupera a unos de los personajes más tontorrones que ha parido el universo Marvel haciendo una divertida crítica a los tebeos actuales (el chiste a costa de Crisis de Identidad no tiene precio).

Por ello las expectativas que se formaron cuando se anunció que iba a encargarse de la nueva serie regular de la adorable Cosa de ojos azules eran muy altas y los que se han asomado a las páginas de la Cosa esperando otra Hulka se han llevado un chasco.
Pero ojo, el que no sea tan fresca y divertida como la serie de la abogada verdosa no quiere decir que nos encontremos ante una mala obra.
La Cosa es un tebeo correcto, sin ninguna otra pretensión que entretener al personal que no es poco, partiendo de una buena caracterización de personajes y un gran conocimiento del universo Marvel, jugando con él, la serie de la Cosa se nos presenta de tal manera que no hubiera desentonado nada si la serie hubiera tenido la cabecera Marvel Two-in-One como la serie setentera que ya protagonizara nuestro pétreo personaje a dúo con otros personajes de la casa de las ideas que aparecían cada mes junto a Ben Grimm en dicha serie ya que en los ocho números que ha durado la nueva encarnación de la Cosa han pasado prácticamente la plana mayor de los personajes Marvel.


Partiendo del argumento que ha venido desarrollando J.M.Straczynski en la serie regular de los 4 Fantásticos, ahora tenemos a Ben convertido en un millonario de la noche a la mañana y Slott aprovecha las posibilidades de este argumento, despilfarrando dinero a manos abiertas y saliendo con la beautiful people de la jet set (es muy divertido el quien es quien de los personajes reales que dibuja Divito, desde Jennifer Gardner, a Danny Devitto, Halle Berry o ese divertido chiste a costa de una sosias de Paris Hilton rebautizada para la ocasión como Milán Ramada).
En los tres primeros números Ben y sus nuevos “amigos” entre los que se encuentran Tony Stark, Halcón Nocturno y el también nuevo millonario Constrictor son secuestrados por Arcade y llevados a su nueva adquisición Murderland, la isla de Mordillo que Doug Moech presentara en uno de sus más famosos arcos argumentales para la serie de Shang Chi recuperando de paso también al simpático lugarteniente robótico de Mordillo, Brynocki.

En el cuarto número Ben de mano de sus sobrinos aprenderá una lección y conseguirá una nueva mascota, un viejo personaje conocido por los lectores que le viene como anillo al dedo.
En el quinto Slott recupera un argumento que presentase Karl Kessel en uno de los dos fill-in que realizará hace años entre las etapas de Pacheco - Marín y Waid – Wieringo en los 4 Fantásticos, también es este cuarto número el último que dibuje Divito siendo sustituido en el quinto por Kieron Dwayer continuando el argumento del número anterior en donde Benjy tendrá la visita de Spiderman para enfrentarse al Hombre de Arena y el Trampero.
El siguiente número es un divertido viaje en el tiempo en donde Ben y Alicia Masters viajarán a la Grecia clásica teniendo un malentendido al más estilo superheroico con el Hércules de la época.
El último número es el mejor de todos con la plana mayor del universo Marvel como estrellas invitadas en una celebración y una posterior partida de poker que pone punto final a la serie cerrando todos los argumentos en curso.


Una pena que las ventas no acompañasen, porque el resultado en conjunto es bastante bueno, dejándote un buen sabor de boca al cerrar el tomo
Y es que si con la serie limitada que guionizó hace unos años de Spiderman y la Antorcha Humana Slott demostró que clavaba a Spiderman en la Cosa nos demuestra que si le diesen las riendas de la serie de los 4 Fantásticos tampoco saldría nada mal parado.

Quizás algún día.